SÍ by JENNIFER CAMACHO

En vez de que rozaras tu rodilla contra la mía en el cine, me hubiera gustado que usaras las manos. En vez de hablar tan bien sobre mí a todas esas personas que no conocía, hubiera preferido que me mantuvieras en secreto. Y que hubiéramos tenido algo especial de verdad. Hubiera sido lo ideal aunque menos idílico y romántico. Pero ser una mujer práctica es mi especialidad.

—Camarada, ¿todo en orden con el paciente?

Ahora te querías clonar. Estabas desnudo y profundamente dormido sobre mi camilla para pasar mi inspección.

Ahora querías que hubiera dos en este mundo como tú. Imagino todo el tiempo que habrás ahorrado. Ahora, tras tantos meses sin vernos, necesitabas mi «sí» rotundo para que el proceso pudiera continuar.

—El sujeto no es apto.

Yo te hubiera dicho que sí a tantas cosas, sí a todo. En otro tiempo.

En el informe lo justificaré como una problemática insalvable con el aparato digestivo. Nunca clonamos a los pacientes con el colón irritable.

Spread the literary love